dependencia_emocional

Dependencia emocional: una prisión de la que es necesario salir

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia emocional, es uno de los tantos estados emocionales del ser humano, es una especie de enganche o necesidad profunda de afecto, que no sólo se desarrolla entre parejas, sino también entre amigos e incluso entre madres e hijos.

Puede que sea una situación que vivas de manera puntual con una persona con la cual te sientes fuertemente ligado. Y sin la cual pierdes funcionalidad, autonomía y te sientes como incapacitado. Pero también puede que esta dependencia se presente en múltiples oportunidades, como por ejemplo en diferentes relaciones de pareja.

¿Cómo detectar la dependencia emocional?

Aunque no existe una causa principal, la dependencia emocional puede desarrollarse como consecuencia de diversas situaciones, bien sea económicas, de salud o psicológicas y para quien lo padece, el miedo a la soledad es una constante al imaginar su vida sin esa persona de quien “depende”.

La persona que depende emocionalmente, por lo general actúa con una serie de patrones similares:

  • Da prioridad a esa persona antes que a cualquier cosa. Ya que toma las decisiones, construye su rutina y se mueve en torno a lo más conveniente para el otro.
  • Siente un deseo constante de mantener contacto excesivo con esa persona. No da lugar a los espacios personales o individuales.
  • Suele idealizar a esa persona, sobredimensionando sus capacidades, habilidades y actitudes, siempre sin ningún tipo de objetividad y magnificando todo lo relacionado con él o ella.
  • Actúa de manera sumisa, subordinándose a lo que le dice y poniéndolo siempre en primer lugar.
  • Demuestra pánico ante el abandono, como si el solo pensarlo o mencionarlo le desestabilizara o enfermara.
  • Sufre de baja autoestima.
  • Siente miedo a la soledad, lo cual le provoca ansiedad, incomodidad y malestar, sintiendo que no es importante para nadie.
  • Necesita agradar constantemente, llamando la atención al desvivirse por atender y ayudar para que les sea otorgado un valor.

¿Qué consecuencias puede traerte la dependencia emocional?

Una de las situaciones más graves es, que cuando una persona se encuentra atravesando este tipo de situaciones, asigna muy poco valor a su propia vida. La baja autoestima y el miedo a la soledad pueden ser desencadenantes de depresiones.

También, cuando un dependiente emocional atraviesa por una ruptura o separación y siente ese deseo incontrolable de retomar la relación cueste lo que cueste. Intenta contactar a la persona y siente ansiedad. Falta de concentración y una tristeza profunda. Todos síntomas que deben atacarse antes de que sea demasiado tarde.

Superar la dependencia con inteligencia emocional

Si estas atravesando por esta situación, debes saber que no estás viviendo completamente tu vida, sino que estás viviendo la de alguien más. Por consiguiente es necesario que tomes consciencia de que hay algo muy valioso que ya no puedes recuperar, y es el tiempo que has perdido.

La inteligencia emocional puede ayudarte a vivir tu propia vida, a incluir a los demás en tu mundo pero sin ponerlo a girar en torno a ellos. A crecer y evolucionar como persona y a evitar una fusión extrema con los demás, y así evitar perderte a ti mismo en el camino.

Si estas consciente de que te has desvalorizado en el camino NO te preocupes, estas a tiempo de cambiarlo. Nunca es demasiado tarde para eliminar de raíz la dependencia emocional, y aquí te cuento unos pasos a seguir:

1.    Reconoce que tienes un problema

El primer paso, siempre es reconocer que eres dependiente. Si estás aquí, es que ya lo has hecho o que vas en camino a hacerlo. Ahora es el momento de analizar tus relaciones actuales y las anteriores. Darte cuenta del patrón que sigues en relación a la dependencia emocional.

2.    Analiza más a fondo

Realiza una lista sincera, será solo para ti. Escribe las cosas que has hecho pensando en los demás y no en ti mismo/a. Sólo así tomarás consciencia del daño que te has estando causando todo este tiempo.

3.    Toma acción

Estudia diferentes maneras de abordar esta situación. Busca opciones y comienza con una. Si no te funciona, continúa con la siguiente.

4.    Refuerza tu autoestima

Piensa que la base de toda dependencia emocional es tu baja autoestima. No le quites importancia. Trabaja a fondo para reforzarla.

5.    Aprende a disfrutar de tu compañía.

Conviértete en tu mejor amigo/a.  Eres la única persona que estará siempre a tu lado. La vida es una sola y lo más importante es vivirla con amor. Pero ese amor debe ser sano y debes dártelo primero a ti mismo. Una vez que aprendas a quererte y a estar a solas contigo mismo/a, podrás establecer cuál es el tipo de amor que te mereces y compartir tu vida con alguien más.

6.    Si no puedes solo…

Pide ayuda. Pedir ayuda es algo sabio y simple como reconocer que sólo no puedes. Si no puedes ver la luz al final del camino, permite que otra persona te guíe hasta la salida. Deja de lado la vergüenza o el orgullo, toca ocuparte a fondo.

Y si quieres más información te invito a que leas mi artículo ¿Coaching?

Prueba el Coaching Personal, es una de las mejores opciones para trabajar la dependencia emocional. ¿Tienes dudas? La primera sesión es gratuita. Pide cita!

¿Por qué Coaching?

 Sol Traverso Coaching Personal Online

1 comentario
  1. Katerina
    Katerina Dice:

    En febrero de 2017 conocí a Sol. Estuve trabajando con ella un tema de dependencia emocional con mi hijo. Trabajamos con PNL, me hizo dar cuenta de todas las cosas que yo hacia inconscientemente. Después de muchos meses de acabar el trabajo con ella, he seguido viendo cambios en mi. No solo cambio en mi de relación con mi hijo, sino con muchas más personas de mi entorno.
    Gracias por tus artículos. Siempre me enseñan cosas.

    Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *