Entradas

autoconfianza

Autoconfianza: ¿Qué es, cómo funciona y cuál es la mejor manera de reforzarla?

¿Qué es la autoconfianza?

La autoconfianza es  un estado mental que requiere de  esfuerzo para mantenerse, sobre todo cuando se atraviesan situaciones difíciles que mueven nuestros cimientos.

Se trata de la fuerza, la seguridad y la convicción que sentimos en nuestro interior y que nos hace ser capaces de lograr nuestros objetivos, superar los obstáculos del camino y convertirnos en esa versión de nosotros que siempre hemos querido ser.

Tener autoconfianza significa sencillamente que crees en ti mismo y que eres capaz de desenvolverte igual de bien o mejor que otras personas en tu lugar, por lo cual no te menosprecias y no das cabida a la inseguridad que muchas veces te limita.

¿Cómo funciona?

La autoconfianza tiene que ver con:

  • Las cosas que nos hacen sentir cómodos o nuestra zona de confort. Es decir, lo que es conocido para nosotros nos da confianza, tranquilidad y lo desconocido es lo que nos hace temer o sentirnos inseguros.
  • La preparación que tengamos de nosotros mismos. Si ante cualquier cambio te asustas, debes comenzar a trabajar en cómo gestionar y aceptar los cambios. La vida es cambio constante y si no te adaptas, te quedas atrapado en el pasado.
  • ¿Cómo nos vemos ante los demás? La comparación constante con otras personas, nos lleva a sentirnos que somos inferiores. Aunque esto no sea real, al poner nuestro foco de atención, nuestra energía , en otra persona, lo que hacemos es realzar las características del otro, con lo cual, al compararnos, nos sentimos disminuidos.
  • ¿Cómo nos visualizamos a la hora de conseguir un objetivo? ¿Te visualizas alcanzando ese objetivo? ¿Te imaginas disfrutándolo? ¿O no pasas del pensamiento derrotista? Está demostrado lo importante que es para el logro de metas u objetivos el visualizarnos a nosotros mismos consiguiéndolo. Pero si tú enfocas tu atención en lo que no quieres… ¿Qué mensaje le das a tu mente?
  • Nuestras creencias.  Si necesitas la aprobación de los demás o tienes creencias heredadas de tus padres. Si no puedes aflojar con la auto-exigencia o sientes que los errores del pasado te persiguen. Por desgracia una persona puede desarrollar una serie de creencias o pensamientos que en ocasiones interfieren con la autoconfianza que deberíamos sentir ante los retos de la vida.
  • Lo que decimos y lo que pensamos. Lo que decimos verbalmente representa solamente el 15% de lo que pensamos. Al no dejar de tener pensamientos negativos y derrotistas, seguramente lo manifestarás en cómo te expresas. Si piensas positivamente sobre tus capacidades y sobre las posibilidades que tienes de conseguir algo, estarás ayudando a que eso se realice. No menosprecies la capacidad de tu mente a la hora de obtener lo que quieres.

Refuerza la confianza en ti

Aumentar y reforzar la autoconfianza no solo es posible, sino que es beneficioso y existen una serie de métodos a través de los cuales puedes conseguirlo:

1. Identifica tus pensamientos.

Comienza a tomar consciencia de lo que dices y de lo que piensas y empieza a cambiar lo negativo por lo positivo. Es un cambio de hábito. Te llevará tiempo adoptarlo, pero los beneficios los notarás el resto de tu vida. No existe nada mejor para generar poder personal y autoconfianza que los pensamientos positivos. Mantente optimista y no escuches el pesimismo en tu interior.

2. Cree en ti

No esperes a que los demás te lo digan, sé tú el primero en darte cuenta de que eres capaz de lograr lo que te propongas. Si no esperas la aprobación de los demás para hacer lo que crees correcto, entonces estas creyendo en ti mismo. Conecta con tu ser interior y toma tus decisiones con iniciativa.

3. Mejora tu versión de ti mismo cada día.

Ser mejor cada día no sólo es refrescante, sino que es un gran ejercicio de superación. No se trata de ser competitivo y querer llevarte todos los trofeos haciendo lo que sea necesario para lograrlo, sino de superarte cada vez, ser más amable, mejor trabajador, mejor hijo o padre.

4. Valora tus logros.

Muchas veces “creemos” que no hemos conseguido nada, pero simplemente es que lo has logrado y ni siquiera te has tomado un momento de disfrutarlo, porque ya estabas pensando en lo siguiente. Reconoce tus logros, has una lista de lo que has conseguido el último tiempo y te sorprenderás.

5. Convierte lo desconocido en conocido.

¿Cómo hacerlo? Inténtalo! Quizás la primera vez te cueste o te incomode, pero con un par de intentos, se convertirá en algo familiar. Así pasarás de la zona de confort a la de la totalidad de las posibilidades. No te limites.

6. Visualízate consiguiendo tus logros.

Si visualizas el éxito, los buenos resultados y siempre esperas lo mejor, condicionas tu vida al éxito y hacia las buenas cosas.

7. Enfoca tu energía.

Deja de gastar energía en lo que hacen los demás e inviértela en ti mismo. Las comparaciones, no sirven de nada. Tú eres único y tienes tu manera especial de hacer las cosas.

8. Pon amor en lo que haces.

Cuando le pones amor a lo que haces, deja de ser una obligación. El afecto en tus tareas diarias hará que logres tus metas con facilidad y que sientas que puedes lograrlo, lo que genera automáticamente un aumento de la confianza en ti mismo.

A diario veo muchas dudas y preguntas sobre la autoconfianza. Mis clientes me preguntan ¿Cómo puedo hacer para mejorarla? O ¿Por qué no tengo confianza en mí mismo? Para alcanzar un nivel sano de autoconfianza que elimine las barreras entre tú mismo y tu objetivo, el Coaching Personal es una de las mejores herramientas. Con él serás capaz de encontrarte a ti mismo y de alcanzar tus metas personales con fuerza interior.

Y si quieres más información te invito a que leas mi artículo ¿Coaching?

¿Por qué Coaching?

 Sol Traverso Coaching Personal Online