Entradas

dependencia_emocional

Dependencia emocional: una prisión de la que es necesario salir

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia emocional, es uno de los tantos estados emocionales del ser humano, es una especie de enganche o necesidad profunda de afecto, que no sólo se desarrolla entre parejas, sino también entre amigos e incluso entre madres e hijos.

Puede que sea una situación que vivas de manera puntual con una persona con la cual te sientes fuertemente ligado. Y sin la cual pierdes funcionalidad, autonomía y te sientes como incapacitado. Pero también puede que esta dependencia se presente en múltiples oportunidades, como por ejemplo en diferentes relaciones de pareja.

¿Cómo detectar la dependencia emocional?

Aunque no existe una causa principal, la dependencia emocional puede desarrollarse como consecuencia de diversas situaciones, bien sea económicas, de salud o psicológicas y para quien lo padece, el miedo a la soledad es una constante al imaginar su vida sin esa persona de quien “depende”.

La persona que depende emocionalmente, por lo general actúa con una serie de patrones similares:

  • Da prioridad a esa persona antes que a cualquier cosa. Ya que toma las decisiones, construye su rutina y se mueve en torno a lo más conveniente para el otro.
  • Siente un deseo constante de mantener contacto excesivo con esa persona. No da lugar a los espacios personales o individuales.
  • Suele idealizar a esa persona, sobredimensionando sus capacidades, habilidades y actitudes, siempre sin ningún tipo de objetividad y magnificando todo lo relacionado con él o ella.
  • Actúa de manera sumisa, subordinándose a lo que le dice y poniéndolo siempre en primer lugar.
  • Demuestra pánico ante el abandono, como si el solo pensarlo o mencionarlo le desestabilizara o enfermara.
  • Sufre de baja autoestima.
  • Siente miedo a la soledad, lo cual le provoca ansiedad, incomodidad y malestar, sintiendo que no es importante para nadie.
  • Necesita agradar constantemente, llamando la atención al desvivirse por atender y ayudar para que les sea otorgado un valor.

¿Qué consecuencias puede traerte la dependencia emocional?

Una de las situaciones más graves es, que cuando una persona se encuentra atravesando este tipo de situaciones, asigna muy poco valor a su propia vida. La baja autoestima y el miedo a la soledad pueden ser desencadenantes de depresiones.

También, cuando un dependiente emocional atraviesa por una ruptura o separación y siente ese deseo incontrolable de retomar la relación cueste lo que cueste. Intenta contactar a la persona y siente ansiedad. Falta de concentración y una tristeza profunda. Todos síntomas que deben atacarse antes de que sea demasiado tarde.

Superar la dependencia con inteligencia emocional

Si estas atravesando por esta situación, debes saber que no estás viviendo completamente tu vida, sino que estás viviendo la de alguien más. Por consiguiente es necesario que tomes consciencia de que hay algo muy valioso que ya no puedes recuperar, y es el tiempo que has perdido.

La inteligencia emocional puede ayudarte a vivir tu propia vida, a incluir a los demás en tu mundo pero sin ponerlo a girar en torno a ellos. A crecer y evolucionar como persona y a evitar una fusión extrema con los demás, y así evitar perderte a ti mismo en el camino.

Si estas consciente de que te has desvalorizado en el camino NO te preocupes, estas a tiempo de cambiarlo. Nunca es demasiado tarde para eliminar de raíz la dependencia emocional, y aquí te cuento unos pasos a seguir:

1.    Reconoce que tienes un problema

El primer paso, siempre es reconocer que eres dependiente. Si estás aquí, es que ya lo has hecho o que vas en camino a hacerlo. Ahora es el momento de analizar tus relaciones actuales y las anteriores. Darte cuenta del patrón que sigues en relación a la dependencia emocional.

2.    Analiza más a fondo

Realiza una lista sincera, será solo para ti. Escribe las cosas que has hecho pensando en los demás y no en ti mismo/a. Sólo así tomarás consciencia del daño que te has estando causando todo este tiempo.

3.    Toma acción

Estudia diferentes maneras de abordar esta situación. Busca opciones y comienza con una. Si no te funciona, continúa con la siguiente.

4.    Refuerza tu autoestima

Piensa que la base de toda dependencia emocional es tu baja autoestima. No le quites importancia. Trabaja a fondo para reforzarla.

5.    Aprende a disfrutar de tu compañía.

Conviértete en tu mejor amigo/a.  Eres la única persona que estará siempre a tu lado. La vida es una sola y lo más importante es vivirla con amor. Pero ese amor debe ser sano y debes dártelo primero a ti mismo. Una vez que aprendas a quererte y a estar a solas contigo mismo/a, podrás establecer cuál es el tipo de amor que te mereces y compartir tu vida con alguien más.

6.    Si no puedes solo…

Pide ayuda. Pedir ayuda es algo sabio y simple como reconocer que sólo no puedes. Si no puedes ver la luz al final del camino, permite que otra persona te guíe hasta la salida. Deja de lado la vergüenza o el orgullo, toca ocuparte a fondo.

Y si quieres más información te invito a que leas mi artículo ¿Coaching?

Prueba el Coaching Personal, es una de las mejores opciones para trabajar la dependencia emocional. ¿Tienes dudas? La primera sesión es gratuita. Pide cita!

¿Por qué Coaching?

 Sol Traverso Coaching Personal Online

amor libre

Amor libre

Si amas a alguien déjalo libre.

¿Qué significa esta frase?

Porque a mi me persigue desde la adolescencia, supongo que gracias a la canción de Sting ¿la recuerdan? https://www.youtube.com/watch?v=gY2eyOk-3jM

Equivocadamente pensaba que si tenía una pareja, tenía que dejarlo y si volvía a mi, era porque era mío, si no volvía, porque no lo era. Vaya creencia que circulaba por esas épocas!!!

Qué idea más errónea de lo que es el amor y del sentido de pertenencia sobre otras personas.

Muchos años tuvieron que pasar. Muchas experiencias tuve que vivir. Pero finalmente me di cuenta que ese amor libre nada tiene que ver con dejar a alguien fisicamente. Sino, que tiene que ver con algo mucho más profundo.

Como dejar ser a la persona, lo que la persona es. Y aceptarla, amarla y por sobre todas las cosas, respetarla.

¿Amor libre versus control?

El amor libre también tiene que ver con eliminar esa necesidad que tenemos de querer controlarlo todo. De que las cosas se deben hacer como yo quiero y cuando yo quiero. Y si no sucede así, es porque no me quiere. Es decir, también tiene que ver con dejarnos de engañar a nosotros mismos. Nada tiene que ver el amor que tu pareja siente por ti, con tener que satisfacer tus caprichos.

Cada vez que quieres, consciente o inconscientemente, que tu pareja cambie algo para satisfacer un deseo o una necesidad tuya, le estás cortando su libertad, la estás reprimiendo. Así sea una tontería. Cuántas mujeres que se empecinan en que sus parejas deben hacerlas las cosas cómo ellas quieren y no hay posibilidad de variaciones. Cuántos hombres que creen tener derechos sobre nuestras vestimenta o nuestro corte de pelo. Personas que se comportan como si fueran policías aún en los actos más cotidianos de nuestro día a día. Relájate! Aunque estén casados y hayan firmado un documento ante Dios o el Juez de Paz, esa persona, no te pertenece.

¿Qué hay detrás del control y de la necesidad de pertenencia?

¿Sabes lo que hay? ¿Te has puesto a pensar en algún momento qué es lo que se oculta detrás de esto? Tómate unos segundos y piensa antes de seguir leyendo…

Lo que hay es inseguridad. Inseguridad de parte tuya, si es que eres la persona que quiere controlarlo todo. Gritas inseguridad a los cuatro vientos… Pero seguramente que ese no era tu objetivo ¿verdad?. Tú creías que controlándolo todo tenías más poder ¿es así? Que con ese poder ganarías más respeto de parte de tu pareja. ¿O que controlándolo todo te asegurabas un sitio en tu familia? Soy el jefe o la jefa.

¿Qué es lo opuesto a querer controlarlo todo?

Es dejar fluir. Relajarte y disfrutar. Aceptar que la otra persona hace las cosas lo mejor que puede y no lo hace a propósito sólo para perjudicarte. Entender, que si sigues haciendo lo mismo, no esperes distintos resultados. Y por supuesto, no te quejes de esos resultados.

Comienza a pensar en las situaciones que intentas controlar. En cómo te sientes cuando algo se te escapa de las manos. En esos momento, toma consciencia, respira y pregúntate. ¿Que pasaría si dejo de intentar controlar todo?

Tu vida comenzará a cambiar, y será para mejor. Vive y dejar vivir. Disfruta del amor libre.

Y si quieres más información sobre el Coaching Personal, te invito a que leas mi artículo ¿Coaching?

¿Por qué Coaching?

 Sol Traverso Coaching Personal Online

 

apego

Apego versus desapego

Hoy hablamos de apego.

A raíz de haber publicado una postal sobre el desapego que dice “El desapego es el arte de soltar”. Se han generado diferentes opiniones entre los lectores y me di cuenta que hay personas que piensan que el despego es bueno, pero otras, no tanto. Esto es lo que hoy me lleva a querer hablar del apego, y así poder entender mejor lo que es el desapego.

El apego (o vínculo afectivo) en una relación especial que un niño desde bebé establece con un número reducido de personas, pueden ser con los padres o cuidadores, y es la manera que tiene el niño de encontrar seguridad o sentirse seguro. Esto quiere decir que si un niño siente apego por sus padres, cuidadores o educadores, es algo totalmente normal y positivo. Pueden informarse más leyendo “La Teoría del Apego” de John Bowlby.

El tema entra en cuestión cuando de adultos sentimos apego. Por nuestra pareja, nuestros hijos, nuestros amigos. O por cosas materiales, como por una casa o un coche. O por lo que sea, sólo estoy intentando dar ejemplos.

El apego es dependencia.

El problema es cuando se convierte en un estado emocional de vinculación compulsiva a una cosa o persona determinadas, originados por la creencia de que sin esa cosa o persona, no nos es posible ser feliz.

¿Cómo saber si te estás apegando a algo o a alguien?

  • Si piensas que sin esa persona en particular no podrás vivir o ser feliz.
  • Al creer que si no tienes ese móvil, ese coche, ese bolso, ese abrigo, no serás feliz.
  • Si sientes que dejando tu casa, no encontrarás otra donde ser feliz. También se aplica a barrio, pueblo, ciudad, país, etc.
  • Si tienes que vender tu coche y piensas que al perderlo pierdes estatus y eso es lo que te hace feliz.

Ejemplos hay muchísimos, yo sólo intento dar algunos. Tú mismo debes pensar a qué te apegas. Lo que sí está claro es que independientemente de lo que se trate, si crees que tu felicidad depende de cualquier cosa o persona externa a ti, es apego.

El apego es posesión.

Amar no es querer, con querer, lo que quieres es poseerlo. Cuando quieres a alguien para ti, es como querer ponerle una cadena al cuello e intentar atarlo a tu lado para que te dé esa sensación de seguridad que estás buscando inconscientemente. Lo mismo sucede con las cosas materiales, esa necesidad que sientes por tener algo, es simplemente una necesidad oculta de inseguridad.

¿Hay solución a esto?

¡Por supuesto! Y es trabajar con lo que llamamos “desapego”. Y aquí vuelvo a la frase que publiqué “El desapego es el arte de soltar”. Soltar sobre todo las expectativas que tienes sobre esa persona o cosa. Soltar y trabajar la creencia de que sin “eso” no encontraré la felicidad.

El desapego no es indiferencia.

Trabajar el desapego no nos hace el corazón más duro. Como tampoco nos convierte en seres indiferentes o insensibles a los demás. Al contrario, nos hace mas sensibles, porque nos enseña a encontrar una manera sana de relacionarnos. Sin necesidad de querer poseer o controlar al otro. Sin adicciones, es decir, se trata de relacionarnos con los demás en libertad, pero libertad para ambas partes. Amar de forma libre y permitir que el otro también lo haga. Amar en libertad significa amar sin miedos.

“Todas las cosas o personas a las que te apegas y te hacen sentir que sin ellas no serás feliz, son simplemente resultados de tus miedos”.

Lo que te hace feliz no es la situación que te rodea, o lo que crees que necesitas tener para serlo, sino los pensamientos que hay en tu mente. Sólo tienes que tomar consciencia de ellos y cambiarlos.

Si necesitas ayuda, el coaching de vida es una muy buena herramienta.

Y si quieres más información sobre el Coaching Personal, te invito a que leas mi artículo ¿Coaching?

¿Por qué Coaching?

 Sol Traverso Coaching Personal Online