timidez

¿Cómo vencer la timidez?

¿Timidez?¿Eres una persona tímida y te cuesta comenzar una conversación?

¿Sientes timidez? No te preocupes, no formas parte de un grupo reducido, al contrario, todas y cada una de las personas tenemos nuestro talón de Aquiles. Lo que ocurre, es que tú te ves a ti mismo como a un bicho raro, pero sólo si tú decides verte así, seguirás siéndolo.

Llegó el momento de decirle adiós a tu vieja personalidad. ¿Te asusta? Normal. Todos los cambios nos dan miedo, pero tienes que pensar en el resultado. Básicamente se trata de un problema de inseguridad. Pero esto, no es ningún trauma ni nada por el estilo, simplemente es un aspecto de tu vida al que no le has dedicado tu atención y a partir de ahora, lo harás, porque no sé si sabes, que a todo lo que le ponemos nuestra atención, crece.

Aquí te dejo mi pequeña guía para vencer la timidez:

#1      Para acabar con miedo a hablar con otras personas, comienza practicando frente al espejo o hablando sólo, como si estuvieras hablando con alguien más, la idea es que te vayas acostumbrando al sonido de tu voz, eso sí,  intenta hacerlo cuando no te vea nadie, porque lo más probable es que te tomen por loco o raro.

 

#2      Una vez superada esa etapa, pasa a hablar con tus vecinos, cuando subes al ascensor o pasas por la portería, comienza con mirar a las personas a la cara y decir “buenos días” o un simple “hola”, verás que no es tan difícil.

 

#3      Luego de unos días de prácticas, pasa al siguiente paso, haz una pregunta corta e impersonal, algo así como “¿cree que lloverá?” o “¿me podría decir la hora?”, verás que poco a poco tus vecinos te saludarán y sonreirán y tú sin darte casi cuenta has vencido el miedo a hablar. ¡Felicitaciones!

 

#4      Ahora toca ampliar tus horizontes. Hablar no sólo con los vecinos, también con tus compañeros de trabajo o de la universidad. Ya no caminas con la vista para abajo, ahora miras a las personas que te cruzas y saludas o haces alguna pregunta. Con el tiempo comenzarás a tener conversaciones un poco más largas. Un tip que puede ayudarte es que cuando alguien te pregunta algo, contesta e inmediatamente devuélvele la misma pregunta, si te dicen “Hola, ¿Cómo estás?”, contestas “Bien, ¿Y tú?”. De esa manera, además de responder, estás mostrando interés en la otra persona sin necesidad de buscando tema nuevo. Piensa que cuanta más atención le dediques al tema, el miedo desaparecerá antes.

 

#5      ¡En hora buena! Ya tienes tu pequeño grupo de contactos y te sientes cómodos con ellos, lo siguiente comenzar una amistad. Este es un punto importante en las relaciones porque es el momento en que tú decides, si es que el otro no lo ha hecho primero, en darle un giro a vuestra relación dejando de ser conocidos.

 

¿Cómo se logra comenzar una amistad sin sentir timidez?

Intimando. Cuando contamos nuestras cosas o escuchamos las de los demás, se van creando lazos, y así comienzan las amistades. Y para poder llevarlo a cabo, es necesario que le cuentes a esa persona algo personal tuyo. Alguna experiencia o vivencia. Algo que te una a ella a partir de ese momento. Es importante que sigas tu intuición. Y que ya tengas una idea formada del tipo de persona que es tu conocido. Es decir, que te genere confianza. Y tranquilo. Aunque quizás te sientas vulnerable o expuesto, tienes que dar el gran paso. Salir de tu zona de confort te ayudará mucho  a confiar en ti y a crecer como persona. ¡Buena suerte!

Y si quieres más información te invito a que leas mi artículo ¿Coaching?

¿Por qué Coaching?

 Sol Traverso Coaching Personal Online

guia

Guía para recuperarte emocionalmente

Esta guía te ayudará a tomar consciencia de lo que te pasa. A veces nos suceden cosas que no estaban previstas o simplemente que no pensábamos que alguna vez nos pasarían. Una separación. La muerte de un ser querido. Un despido inesperado o el darnos cuenta que lo que hacemos o la vida que llevamos, no nos hace feliz.

Esto nos lleva a experimentar una gran tristeza. Como también esa sensación de sentirnos des ubicados con nosotros mismos, de haber perdido el control, de no poder ver las cosas desde otro punto de vista, pensar con claridad o escuchar lo que los demás intentan decirnos… el caos llega a nuestras vidas y no sabemos por dónde empezar.

Es una guía simple y fácil de seguir, pero es un requisito importante, sobre todo, querer cambiar tu situación actual.

Aquí te propongo mi guía para salir adelante:

1-      Vive la emoción.

Permite que la emoción fluya con libertad, no la reprimas. Date el tiempo y el permiso que necesites para vivir el duelo y sentir todo lo que llevas dentro.

2-      Acepta lo sucedido.

La aceptación es la base fundamental para poder superar algo. Tomar consciencia que no puedes volver el tiempo atrás y nada hay en tus manos que te permita revertir la situación. No puedes cambiarlo, acéptalo.

3-      Vive el presente.

Sé consciente del aquí y ahora. Sólo viviendo el momento presente podrás liberar a tu mente de la culpa del pasado y del miedo del futuro. Corta con los pensamientos que te alejan del momento actual y experimenta. Disfruta y saborea cada momento, porque no durará una eternidad.

4-      Dirige tu energía.

Sobre todo hacia otro foco diferente a ese hecho que tan infeliz te hace.
Cuanto más pienses en eso, más energía le pones y más tardarás en superarlo. Nuestra mente es muy poderosa e intenta satisfacer nuestros deseos, independientemente de si son positivos o negativos, sólo tenemos que pensar repetidamente en algo y lo conseguiremos.

5-      Mantén tu mente ocupada.

Llegó la hora de ir al gimnasio y de empezar a correr. De comenzar ese curso que tanto querías hacer o de retomar ese hobby que abandonaste por falta de tiempo.  Busca dentro de ti algo que habías postergado que te genere pasión hacer y que sobretodo, mantenga tu mente lejos de pensamientos cíclicos.

6-      Rodéate de situaciones y personas alegres y positivas.

Esto te ayudará a salir adelante, mira películas cómicas, juega con tu mascota, sal con tus amigos y pasa tiempo con tu familia. Inunda tu alma de alegría y positivismo, recarga tus pilas, déjate querer.

Aún queda algo más de esta guía…

7-      Deja de lado el victimismo.

Deja de verte a ti mismo como a la pobre víctima a la que todo le pasa y deja de preguntarte ¿porqué a mi? Las cosas suceden porque tienen que suceder. Saber el porqué te pasó, no te ayudará a salir adelante. Piensa mejor en la meta que quieres conseguir.

8-      Empieza a ver a tus problemas como oportunidades.

Muchas veces vemos las circunstancias actuales como obstáculos y no como algo que está allí para ayudarnos a crecer, a hacernos más fuertes. “Cuando una puerta se cierra, otra mayor se abre” busca qué tienes que aprender de la situación pasada que puedas aplicar en tu vida, algo que te ayude a crecer como ser humano.

9-      Comienza a tomar tus propias decisiones.

Si las has dejado en manos de otras personas  y ahora te encuentras con que ya no tienes más ese bastón donde apoyarte y tu mundo comienza a derrumbarse, llegó la hora de experimentar cómo te sientes cuando tomas tus decisiones, disfruta de la libertad de ser tú, verás cómo llega ese empoderamiento que tanto necesitas.

10-     Decide ser feliz.

La felicidad es una elección, hazla cada día cuando te levantes y a partir de ahí, toma consciencia en cada momento que decides elegir ser feliz, independientemente de lo que ocurra a tu alrededor, crea ese nuevo hábito.

11-     Confía.

Confía plenamente en ti, puedes hacerlo. Eres el único experto que encontrarás de tu vida. No desaproveches la oportunidad de conocerte, preguntarte y encontrar las respuestas que hay dentro de ti.

12-     Empodérate.

Cuando tomamos nuestras decisiones y somos conscientes de vivir en el presente. No necesitamos de un bastón externo para ayudarnos y no vivimos nuestra vida como un drama. Elegimos ser feliz a pesar de las cosas que nos suceden y vemos un problema como una oportunidad de crecimiento, NOS EMPODERAMOS.

Si estás dispuesto a empoderarte y no puedes hacerlo solo, ponte en contacto conmigo, yo te acompañaré en el proceso.

¿Qué te ha parecido mi guía? Deja tu comentario.

Y si quieres más información te invito a que leas mi artículo ¿Coaching?

¿Por qué Coaching?

 Sol Traverso Coaching Personal Online

amistad

La magia de la amistad

Cuando pienso en la palabra amistad, vienen a mi mente muchísimos recuerdos positivos, y a pesar de que no todas mis amistades han acabado bien o sido del todo positivas, la palabra tiene esa fuerza especial y mágica de hacer que sólo los buenos momentos vengan a nuestra mente cuando la invocamos.

La amistad es magia.

Es la magia que dos personas, indistintamente del sexo o de la edad, son capaces de crear estando juntas. Son esos lazos estrechos que nos unen, a veces por corto plazo y a veces para toda la vida.

Es olvidarse de que el tiempo pasa, de que nos vamos haciendo mayores y de que tenemos que ponernos serios.

Para disfrutar de esa magia, no es necesario que esté ocurriendo ahora, sino que intenta por un momento acordarte de alguna travesura que has hecho junto a tu amigo o de algún momento de esos que se partían de risa y no podían parar de reírse, ¡seguro que te pones a sonreír! ¡Nunca falla! Esa es la magia de la amistad.

Elegimos a nuestros amigos, a veces de manera consciente, y otras inconsciente.

Las elegimos conscientemente por algún punto en común. Vivimos en el mismo barrio, vamos a la misma escuela, al mismo club, nos gustan las mismas cosas, nuestras madres son amigas o nuestros hijos. Las opciones son montones, pero la verdad es que los elegimos.

La elección inconsciente de un amigo es algo diferente. Pueden ser las circunstancias. Que tu vecina con la que no te llevas tan bien tiene una prima, que no vive en el barrio, pero la conoces en la fiesta de su cumpleaños, a la que tu madre te obliga a ir y que obviamente te han invitado por obligación. Y resulta que acaba siendo tu amiga de toda la vida. Aunque con la vecina dejaste de hablarte… ¡desde la adolescencia!

¡Es increíble, pero es así! Tenían que ser amigos, a pesar de las circunstancias desfavorables. La magia sigue presente.

Cuando tienes un amigo, sabes que puedes contar con él sin importar si te has mudado a la otra punta del mundo o si viven en el mismo barrio. Tus amigos están siempre contigo, para tu boda y para tu divorcio. Para aguantarte, hacerte pata al salir con el amigo feo del chico que te gusta, y para escuchar tus llantos ante tu primer desamor. Ahí están siempre los buenos amigos.

La amistad es tan mágica que no necesita de un contrato escrito, sino que es sólo un simple pacto, no tiene una fecha de caducidad, sino que durará, como toda relación, lo que tiene que durar. Y variará su intensidad y proximidad, según la necesidad de los integrantes.

Cultiva tus amistades y cuida de ellas. Disfruta de tus amigos y de la magia que obtienes de su amistad.

Y si quieres más información sobre cómo puede ayudarte el Coaching te invito a que leas mi artículo ¿Coaching?

¿Por qué Coaching?

 Sol Traverso Coaching Personal Online